"Simplemente, no soy de este mundo... Yo habito con frenesí la luna...
No tengo miedo de morir; tengo miedo de esta tierra ajena, agresiva...
No puedo pensar las cosas concretas; no me interesan.
Yo no sé hablar como todos. Mis palabras suenan extrañas y vienen de lejos,
de donde no es, de los encuentros con nadie...
¿Que haré cuando me sumerja en mis mundos fantásticos y no pueda ascender? Porque alguna vez va a tener que suceder.
Me iré y no sabré volver. Es más, no sabré siquiera que hay un "saber volver".
Ni lo querré, acaso."



Alejandra Pizarnik
(Recuerdos de Leon Ostrov, su psicólogo, sobre fragmentos de cartas que le envió Alejandra)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Dejá tu opinión: